Actividad física y entrenamiento personal

Epistemología de la Actividad Física y el Deporte  aplicada al Entrenamiento Personal.

Teniendo como norte a nuestro campo general que es la Actividad Física, asumiré la orientación de este trabajo hacia el subcampo que ha llamado mi atención profesional desde hacen más de 20 años: “El Entrenamiento Personal” que es cualquier preparación o adiestramiento con el propósito de mejorar el rendimiento físico o intelectual. En conexión con el deporte, el entrenamiento implica una preparación física, técnica y psicológica para el desarrollo máximo de las capacidades del deportista (1)  El entrenamiento personalizado según Roberts ’96 se define como: “Una profesión que instruye y entrena clientes, generalmente en una situación individual en la realización de ejercicios apropiados y seguros, con el objetivo de incrementar la aptitud física y la salud”. El Entrenamiento Personal visto hoy, luego de haber buceado una inmensa cantidad de años en las intenciones de quienes eligen este medio para mejorar sus condiciones físicas y saludables, desprende beneficios tales como:

  • Se logran objetivos en menor tiempo
  • Se reduce el riesgo de lesiones porque la seguridad de los ejercicios se incrementa junto a la mayor atención que recibimos por parte del entrenador.
  • Se genera una mayor motivación por el dinamismo de la clase y por que quién nos dirige conoce nuestra personalidad e intereses.
  • Se cumple a la perfección el principio de individualización, lo que permite cuidar la salud de las personas y adecuar la ejercitación a cualquier afección, dolencia o enfermedad.
  • Se pueden conocer los logros y avances periódicamente debido al seguimiento que posibilita el entrenamiento personalizado.
  • Se aprende a ejercitarse correctamente al interpretar y escuchar cada técnica con sus cuidados con detenimiento, ya que el entrenador lo está manifestando para una persona solamente.
  • Puede garantizarnos la actividad física diaria debido a la flexibilidad de horarios que ofrece este tipo de entrenamiento.

Las diversas líneas de esta modalidad bastante moderna en cuanto a su denominación, no es más que la forma precisa de estar al lado de quien necesita o persigue un objetivo específico que es el que a veces no le permite tener prácticas grupales; metas deportivas de rendimiento en deportes individuales, rehabilitaciones de lesiones deportivas en deportes de conjunto o individuales, procesos de normalización de peso prequirúrgico o también etapas de recuperación pos traumático. . . Las diferentes herramientas que subyacen a esta forma de entrenar, son las que lo enriquecen y acercan a cualquier individuo que quiera y pueda hacerlo. Desde la óptica del entrenador y desde la perteneciente al entrenado, el proceso es tarea delicada por la importancia que reviste el rol de cada uno, si bien persiguiendo el mismo fin (mejorar la condición “x” en el entrenado), amalgamar y acordar el “cómo” es tarea de la estrategia más que de la técnica.

Tenis, Running, Montaña, Ciclismo, Musculación, etc., son unas pocas opciones de las tantas que se pueden utilizar para llevar adelante un proceso complejo pero enriquecedor de entrenamiento personal.

El origen del Entrenamiento Personalizado o Personal Training no está bien definido en la bibliografía con lugares y fechas específicas, aunque la mayoría de los investigadores coincide que fue en USA donde esta práctica tuvo su nacimiento. Es muy probable que su origen esté relacionado con el poder económico y con la fama de algunas personas en dicho país (Roberts ’96). (2)

Los primeros registros de entrenamiento personal se remontan a los años donde el fisicoculturismo comenzaba a ser popular y se entrenaba a figuras de la época. Los hermanos Weider fueron los más conocidos dentro de esta profesión.

Se define como el fisicoculturismo o fisiculturismo, también llamado culturismo  (bodybuilding en inglés) es una actividad basada en ejercicios físicos intensos, generalmente ejercicios anaeróbicos, consistentes, la mayoría de veces, en el entrenamiento de pesas en el gimnasio mediante diversos tipos de ejercicios de fuerza/hipertrofia.

Es una actividad que se suele realizar en gimnasios, y cuyo fin suele ser la obtención de una musculatura fuerte y definida, así como mantener la mayor definición y simetría posible de la misma. También se suele llamar musculación a la actividad encaminada a hipertrofiar el músculo (su diferencia con el culturismo radica en que la musculación no exige poses como objetivo del trabajo muscular).

El culturismo es una actividad deportiva distinta de la halterofilia, el atletismo o el powerlifting. (3) De aquí podemos definir con mayor precisión “Entrenamiento Personal” (ya definido anteriormente por Robert 96, que es, según algunos otros autores lo siguiente:

El entrenamiento personalizado se imparte por un entrenador personal, siendo éste un profesional que instruye y entrena clientes, generalmente en una situación individual en la realización de ejercicios apropiados y seguros, con el objetivo de incrementar su aptitud física y en general su salud (4)

Un entrenador personal es un experto cualificado de la actividad física, especialista en comunicación, relaciones sociales, motivación y atención al público (5)

Es un profesional que se dedica al entrenamiento individualizado para personas que necesiten mejorar su condición física general o específica, para conseguir objetivos que van desde la salud hasta el alto rendimiento (6)

El entrenador personal ofrece un entrenamiento avanzado para crear ejercicios eficaces que garanticen resultados en el entrenamiento (7)

El entrenador personal favorece la eficiencia del ejercicio físico, el tiempo que ha sido contratado dicho servicio (8)

Es un proceso de entrenamiento en el cual el profesional está exclusivamente al servicio del cliente, que se planifica respetando los gustos y preferencias del mismo y que se controla tanto durante la ejecución del programa como a través de la evaluación de la aptitud física, teniendo criterio propio, adaptándose a cada situación y sacando el máximo partido de los recursos de lo que se dispone (9)

Puede inferirse que Vic Tanny fue uno de los pioneros al abrir en el ’47 un centro de ejercicio en Santa Mónica – California y que se dedicó a entrenar personajes famosos del cine o empresarios exitosos en forma personal. Debemos recordar que estos fueron años de posguerra y que la actividad física no era todavía el fenómeno que conocemos hoy.

Por otro lado una gran mayoría de personas cree que fue Kenneth Cooper en los ’60 uno de los primeros protagonistas en este tipo de entrenamiento. A Cooper se lo apodó el padre del aerobismo ya que ayudado por los medios de comunicación, popularizo en USA el hábito de salir a correr con el objetivo de mejorar la salud.

Los medios de comunicación y los cambios en las enfermedades epidemiológicas de la población hicieron que la gente volcara su atención hacia la medicina deportiva y a la necesidad de realizar ejercicio en forma regular para mejorar la salud y prevenir enfermedades. Este fenómeno generó la apertura de una gran cantidad de instituciones donde se puede realizar ejercicio físico que es cualquier actividad física que mejora y mantiene la aptitud física, la salud y el bienestar de la persona. Se lleva a cabo por diferentes razones como el fortalecimiento muscular, mejora del sistema cardiovascular, desarrollar habilidades atléticas, deporte, pérdida de grasa o mantenimiento, así como actividad recreativa. Las acciones motoras pueden ser agrupadas por la necesidad de desarrollar alguna cualidad física como la fuerza, la velocidad, la resistencia, la coordinación, la elasticidad o la flexibilidad.

El ejercicio físico puede estar dirigido a resolver un problema motor concreto.

El ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la imagen corporal y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental, La actividad física aumentada puede darle una vida más larga y una mejoría en su salud. El ejercicio ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, y muchos otros problemas. Además el ejercicio aumenta la fuerza, le da más energía y puede ayudar a reducir la ansiedad y tensión. También es una buena manera de cambiar el rumbo de su apetito y quemar calorías.  Cabe citar el origen de la palabra ejercicio que tiene su origen en el latín exercitĭum. Se trata de la acción de ejercer, ejercitar o ejercitarse. Estos verbos se refieren a practicar un arte, un oficio o una profesión, aunque también pueden hacer referencia al hecho de llevar a cabo una cierta acción

Frente a estas definiciones, amerita contrastar con el concepto de Actividad Física que señala que “La actividad física no es otra cosa que un movimiento de algunas estructuras corporales originado por la acción de los músculos esqueléticos, y del cual se deriva un determinado gasto de energía. El ejercicio físico supone una subcategoría de la anterior, la cual posee los requisitos de haber sido concebida para ser llevada a cabo de forma repetida, con el fin de mantener o mejorar la forma física”. (10)

Por tanto, la actividad física, como movimiento intencional, está presente bajo diversas formas y, entre dichas actividades, cuando existe una atención directa hacia la búsqueda de mejoras corporales, surgen nuevos conceptos, tales como el de ejercicio físico, juegos, deporte, etc.

La actividad física, entre otras diferencias desprendidas de la lectura anterior, señala como rasgo importante la implicancia de un gasto energético, cuando el ejercicio físico es una subcategoría que se nutre de las repeticiones para mejoras corporales. (11)

Pero volviendo al origen de este tipo de entrenamiento creemos que fue la fama y el poder económico los que dieron nacimiento a esta tendencia. En los años dorados de la cinematografía de Hollywood (50s – 60s), los actores o las personas de mucho dinero comenzaron a solicitar a los profesionales del ejercicio que los atendieran en forma particular, en sus casas o en lugares donde no asistiera gente en forma masiva debido a su grado de popularidad. Esta relación dio nacimiento a una nueva figura que administra el ejercicio y que se lo denominó Entrenador Personal y que hasta ese momento no existía. De más está decir que los costos de este servicio son totalmente diferentes a los convencionales. Cabe aclarar que para esa época las figuras que sobresalían en las ciencias del ejercicio físico eran:

  • Profesor de educación física (ámbito escolar).
  • El entrenador del gimnasio (ámbito privado).
  • Los entrenadores de deportes (ámbito privado o estatal de clubes).

O sea que hasta el momento no existía la figura de un profesional académicamente formado que pudiera cumplir con los objetivos de la gente con exclusividad fuera y/o dentro del ámbito de las instituciones y/o facilidades deportivas.

Otro aspecto que ayudó a que la gente se volcara masivamente hacia el ejercicio fueron los programas televisivos de danzas aeróbicas para mantener la salud. Un ejemplo de los más populares fue en los ’50 fue el programa de Jack LaLanne.

Por otro lado en la década del ’70 Jakie Sorensen popularizo el Aerobics como forma de ejercicio y este se disemino rápidamente en todo el mundo por la gran aceptación principalmente del público femenino.

De hecho, hasta la cinematografía se ha encargado de poner en la pantalla historias relacionadas con el Aerobics.

Estructura de una clase de las denominadas “Aerobics”

Una sesión de aeróbic debe ser divertida y atractiva, pero esto no resta al trabajo esfuerzo y gran rigor, ya que de lo que se trata es de hacer ejercicio aeróbico para lograr una mejora de la forma física, en la que el incremento de la capacidad cardiorrespiratoria tiene un papel fundamental

Para que una clase de aeróbic se realice en las mejores condiciones y los deportistas se sientan a gusto, participando de todos los beneficios del aeróbic, es preciso respetar su estructura ideal. Por ello, toda clase debe constar de: (12)

  • Calentamiento: necesario para que el organismo consiga una temperatura adecuada para el ejercicio.
  • Fase aeróbica: para mejorar la resistencia cardiorrespiratoria
  • Recuperación: se disminuye progresivamente la intensidad, proceso opuesto al calentamiento.
  • Tonificación: ejercicios de fuerza
  • Estiramientos: para ejercitar la flexibilidad muscular, con movimientos lentos

Pero es claro que este tipo de clases son grupales y tienen una gran desventaja que se basa en la imposibilidad de atender las variaciones fisiológicas individuales. Esto quiere decir que por ejemplo si se proponen trabajos de fuerza como las extensiones de brazos, y el entrenador plantea la realización de 5 series de 30 repeticiones, es muy probable que para algunos esta exigencia sea tolerable y que para otras personas, con menos aptitud física sea imposible de realizar.  Esto se pone de manifiesto también cuando se analizan las variaciones cardiorrespiratorias. Sobre todo la frecuencia cardiaca que tiene una variación muy amplia, inclusive cuando se analiza personas de edades similares.

Por lo tanto este tipo de clase representa todo lo contrario al espíritu del entrenamiento personalizado (13).

1 Concepción del cuerpo.

En cuanto al Concepto de cuerpo y de corporeidad, alrededor de este segundo concepto La Corporeidad, se puede extraer de lo escrito por Merleau-Ponty, Sergio, Santín que “cuando hablamos de corporeidad tenemos que situarnos en un signo convencional diseñado para dar significado a una idea sumamente compleja, porque el objeto material que es representado con esta palabra es el hombre, y no existe una explicación universal al respecto.  Desde su origen la humanidad busca comprender y definir al hombre, logrando al momento esclarecimientos filosóficos parciales.

Corrientes filosóficas y religiosas establecieron sus principios en la historia desde una comprensión particular, generalmente dualista del hombre.

El hombre dividido, separado en duplicidades: cuerpo-mente, cuerpo-alma, cuerpo espíritu da origen a las ciencias que se dedican al estudio en detalle de una condición, una categoría, una característica, un estado, un nivel, un atributo, un aspecto de lo humano.

El hombre es considerado ser psíquico, físico, mental, espiritual, orgánico, anímico, gestual, emocional, motriz, social, etc. Y en este desmenuzamiento se compone de diversas ciencias para el estudio de cada fragmento. (14)

Lo corporal queda encerrado habitualmente en el cuerpo y su movimiento, en lo tangible, lo visible, en funcionamientos de sistemas y órganos, en movimientos de aparatos y palancas, constituyéndose en tema de medicina, biología, anatomía, fisiología, mecánica y otros campos relacionados con la salud, el deporte, la expresión artística.

Así emergen infinidad de ámbitos que estudian el cuerpo, tantos como posturas ideológicas al respecto. Desde todos ellos se estudia exhaustivamente la parte del objeto: cuerpo que les compete y corrientemente se arriba a conclusiones contrapuestas a la hipótesis dual, surgiendo la necesidad de nombrar al cuerpo de otro modo, con palabras signo que den cuenta de significados integradores, incluyentes, globales, abarcadores que completen las parcialidades

La comprensión de la dimensión corporal y el sentido de su atención, cuidado y desarrollo.

En lo que refiere a una visión tradicional del cuerpo máquina, aparece hoy una modificación paradigmática que postula la corporeidad del sujeto por sobre la primer postura.  Cuando entrenamos personas, no sólo realizamos ejercicios específicos o generales con su cuerpo, sus movimientos coordinados o acciones motrices; muy por encima de esto aunque incorporados, incluimos  el placer, la valoración, actividades referidas a mejorar la calidad de vida en los diversos ámbitos tales como el laboral, familiar y recreativo – deportivo, instrumentos todos de un fin último que es la salud biológica, psicológica, social y corporal, con el fin de balancear esta balanza que a menudo no logra mantener su horizontal estable. Podemos ver esta posición en distintos sistemas, algunos elegidos y contratados como en un sistema capitalista, otros sugeridos y proporcionados en estados más paternalistas y de corte social; siempre apuntando a que cada ser humano produzca más en la transversalidad de sus ámbitos de desarrollo donde, el trabajo, es uno más.

2 El contexto cultural y social

Un entrenamiento personalizado, justamente, debería insertarse en el interés emancipatorio (fundamentarlo), donde el sujeto sale de los grupos uniformes, de las instituciones, etc., eligiendo qué y cómo realizar prácticas corporales, entendidas estas como:

“Las prácticas corporales se expresan como formas visibles e invisibles en la formación de saberes, creencias, valores y hábitos. Todas éstas van desde la manera como asumimos la presentación corporal, el vestido, la higiene, los gestos y modales, hasta la forma de “vivir el cuerpo” plasmado en la concepción que tengamos sobre la salud, los hábitos de alimentación, las prácticas curativas, recreativas y festivas. Lo anterior en un contexto de relaciones de poder que se ejercen desde y sobre el cuerpo, como mecanismo de percepción
y control. De ahí que el cuerpo lo asumimos, señalémoslo de una vez, como unidad, como sistema de símbolos, como construcción histórica, en donde confluyen los discursos sociales que inciden sobre su percepción y comprensión. Lo expuesto hasta aquí nos permite establecer el diálogo que desarrollaremos, entre los dos horizontes de la memoria social enunciados, y el concepto de prácticas corporales. El primer horizonte, es decir el que aborda la memoria social como espacio de conocimiento se constituye, desde nuestra mirada, en una herramienta útil para analizar el campo de la recreación. La recreación estaría aquí asociada al ámbito de la cultura y la producción de conocimientos en un desplazamiento, que como lo señala Guillermina Mesa, incorpora tres dimensiones importantes: la actividad social general, en donde encontramos lo contemplativo, lo festivo y lo lúdico; una segunda dimensión, en donde la recreación se asume desde la práctica pedagógica y, finalmente, la que la vincula al campo de la semiótica desde los lenguajes lúdico creativos” (15)

Frente a esta aproximación del concepto de Prácticas Corporales, amerita ser comparado y diferenciado con los conceptos de Ejercicio Físico y Actividad Física.

Según consta en abstracs de la OMS, considerando que en los últimos informes de salud mental se han estado incluyendo los comportamientos, debido a que éstos son determinantes en la salud física, mental y social; al igual que la buena salud depende del estilo de vida que el individuo selecciona y de las limitaciones contextuales en las que se desenvuelve, se presenta una propuesta que plantea satisfacer las necesidades de la población que considere importante esta alternativa; a saber, el ejercicio físico.

Para ello, es necesario definir su concepto, delimitándolo de la actividad física y del deporte. La OMS especifica que la actividad física es “cualquier movimiento corporal que dé lugar a un gasto de energía (quemar calorías)”. Por ejemplo: caminar, subir gradas, etc.

A diferencia de la actividad física, el ejercicio puede definirse como la repetición de una actividad tendiente a adquirir dominio o habilidad en la misma. En este sentido, el ejercicio significa “ejercitación, lo que le diferencia de ejercicio físico, que es el nombre dado a la acción dinámica resultante de la coordinación del trabajo muscular”. (16)

Cabe a cualquier clase social, cultural o étnica el derecho de entrenar de modo personalizado. En el concepto de práctica existe una relación que excede a la mera ejercitación, al entrenado y al entrenador. La capacidad de relacionarse que aflora en una condición de entrenamiento personalizado, lejos del descrédito que se apropió en años que sus actores hacían abuzo de oportunidades mediáticas, hoy es un escenario prestigioso desde lo técnico, seguro desde lo anatómico y funcional y de una contención inmensa desde lo terapéutico, venga o no derivado por los profesionales de las psicoterapias. Las prácticas personalizadas no son el capricho de quien contrata ni la soberbia de quienes entrenan y encarnan al rol de entrenador, son una relación de ida y vuelta que se hamaca en la factibilidad de acercarse a lo deseado por el entrenado y de entender qué necesita, cómo lo necesita y cuánto le hace falta. Por otro lado, tanto el profesor, entrenador o técnico, puede sentir de cerca y percibir el estado físico, su “timing” y crear cuando quien sigue sus rutinas no está a la altura de completar una serie, un ejercicio o ni siquiera una sesión. La simbiosis es selectiva, no ata, no reprime actividades simultáneas de grupo y no es dependiente, sólo está siempre al alcance de la necesidad que como tal, es siempre cambiante, fluctuante y requisitoria de la sensibilidad del equipo conformado por ambos actores: entrenado y entrenador. Estar al lado y con el entrenado, es de algún modo, desde mi experiencia, acompañar sintiendo lo que él recibe. Es una forma austera de pedir “por favor ayúdenme”. Es hacer de cuenta que ambos están en el mismo camino y al no tratarse de una obra de teatro, si el entrenador no lo siente, se nota, se siente, se percibe y el tiempo de convivencia y de permanencia en esta relación es mínimo frente a la gran cantidad de años que uno puede estar en ese trabajo. Una de las teorías que sutentan este punto de vista inicial, apoya su raíz en lo citado por  Merleau-Ponty en “La corporalidad”

Tomando como punto de partida el estudio de la percepción, Merleau-Ponty La importancia primordial de la percepción” llega a reconocer que el cuerpo propio es algo más que una cosa, algo más que un objeto a ser estudiado por la ciencia, sino que es también una condición permanente de la existencia. El cuerpo es, según Merleau-Ponty, constituyente tanto de la apertura perceptiva al mundo como de la “creación” de ese mundo. Existe por lo tanto una inherencia de la consciencia y del cuerpo que el análisis de la percepción debe tener en cuenta. Por así decirlo, la primacía de la percepción significa la primacía de experiencia en la medida en que la percepción presenta una dimensión activa y constitutiva. A lo largo de sus obras Merleau-Ponty instaura un análisis que reconoce tanto la corporalidad de la consciencia como una intencionalidad corporal, contrastando así con la ontología dualista cuerpo/alma de Descartes, un filósofo a quien Merleau-Ponty siempre se mantiene atento a pesar de las importantes divergencias que les separa.  Entrenar puede ser visto desde diversas acepciones, todas ellas hermanadas en un punto de inflexibilidad, el acompañamiento interdisciplinario y la cohesión y correlación de los objetivos de entrenado con las capacidades del entrenador, este punto es la tercera pata de esta mesa que sin una de ellas, indefectiblemente caería: Entrenado, Entrenador, Acuerdo. Luego, la empatía y la resignificación de la relación personal harán el resto, sumando técnica y destreza, conocimiento y sensibilidad, creatividad y la capacidad de hacer de este formato, un medio de vida como emprendedor y no como dependiente, razón por la cual cada clase, cada hora, cada planificación debe ser realizada con excelencia a efectos de que produzca los resultados deseados por el alumno, propuestos por el profesional y logrados entre ambos, para que el proceso tenga una continuidad y secuencia lógica y didáctica.  Así, “la única constante es el cambio”, pero con él, con ese cambio necesario para ambas partes, deviene la imperiosa necesidad de estar agiornado, capacitado, atento y empático, además de estar en forma físico técnica cuando la disciplina que enseñaremos y en la cual acompañaremos, así lo requiera. El ejemplo claro de este párrafo, es aquel entrenador que si bien otorga herramientas de libertad para que su alumno debute en sus primeros 42km, pero  decide de acompañarle, guiarle y hasta marcarle el ritmo como parte de su proceso de enseñanza – aprendizaje. Hay diversas acepciones de Entrenamiento, a saber:

Entrenamiento es cualquier preparación o adiestramiento con el propósito de mejorar el rendimiento físico o intelectual. En conexión con el deporte, el entrenamiento implica una preparación física, técnica y psicológica para el desarrollo máximo de las capacidades del deportista y ayuda con su apariencia física. (17)

Un entrenador personal es un profesional del Fitness que se ocupa de la enseñanza y prescripción de ejercicios físicos. (18)

  1. Una parte de su tarea es motivar a sus clientes fijando metas, proporcionando información y valorando los resultados. Los instructores también miden los puntos fuertes y débiles de sus alumnos – entrenados mediante la evaluación de su aptitud física. Estas evaluaciones pueden llevarse a cabo antes y después de cada programa de ejercicios, midiendo las mejoras de la salud y la condición física“que es el estado de la capacidad de rendimiento psico-física de una persona o animal en un momento dado. Se manifiesta como capacidad de fuerza, velocidad, resistencia, flexibilidad y coordinación. Cada disciplina debe estar compensada con la otra. Influyen en ella los procesos energéticos del organismo y las características psíquicas precisas para el cometido que se le asigne a dicha condición” de sus alumnos. También pueden educar en muchos otros aspectos de la salud, además del ejercicio, lo que incluye pautas de nutrición y de salud en general. Los entrenadores personales cualificados conocen los límites de su propia especialización, de modo que si un instructor sospecha que uno de sus clientes tiene una dolencia que podría hacer desaconsejable un programa de de ejercicios, deberán derivarle al profesional sanitario adecuado para tratar su problema.

Un entrenador personal puede recurrir a diversas áreas de la educación física, tales como musculación, yoga, Pilates, estiramientos, carreras, triatlón, Fitness, artes marciales, deportes colectivos o la rehabilitación músculo-esquelética o cardíaca. Cabe resaltar que para alcanzar este nivel de abordaje multidisciplinar, existirían por lo menos dos metodologías de abordaje responsable y legal, a saber:

  1. La propia capacitación del área, disciplina o deporte
  2. La contratación de un técnico que comparta los momentos del entrenamiento en los cuales, el aporte específico sea indispensable. Ésta condición de coparticipación no restaría rótulo de Entrenamiento Personal, dado que se entiende como tal, a quien no sólo da la clase al entrenando, sino también que administra los recursos necesarios para que el mismo alcance sus metas. Llámese de algún modo, “administrador de entrenamiento personalizado”

El entrenamiento personal es una profesión que no está regulada y por ello se puede encontrar gran diversidad de profesionales con diferentes formaciones. Es conveniente exigir profesionales cualificados ya que el ejercicio físico debe prescribirse en la dosis correcta para maximizar sus beneficios y minimizar los efectos secundarios perjudiciales.

Visión holística del entrenamiento físico

Como entrenadores, deberíamos sugerir una actividad física acorde a la situación de cada alumno o entrenando. La actividad deportiva tiene muchos efectos que mejoran la salud: Mantiene al sujeto en forma, potencia los músculos y fortalece los órganos internos. Sin embargo, como con muchas cosas buenas de la vida, hay una cantidad adecuada de ejercicio que debemos hacer, y si se sobrepasa este nivel, entonces las desventajas de hacer ejercicio comienzan a superar a las ventajas. Aquí no estamos hablando de sujetos que lo arriesgan todo por la competencia agonística. El efecto a largo plazo del exceso de ejercicio también es malo para la salud: la persona se verá beneficiada en su integridad cuando nada de lo que proponga el entrenador le haga perder su equilibrio interior y sus recursos disponibles. (19)

Algunas definiciones para incorporar un concepto integrado del entrenamiento personal.

Práctica corporal

Las prácticas corporales están movidas por anhelos de construir tramas vinculares. Los espacios de participación ciudadana generados cobijan sueños y tratan de justificar la propia existencia. Vivir esas prácticas corporales en la ciudad con intensidad, sentir la vibración de la convivencia con otros diferentes constituye una cabal certificación de que estamos dentro de la historia y somos parte de algo. Las prácticas corporales están modeladas por fuerzas ingobernables (amores, odios, complicidades, simpatías, aversiones), con estructuras que se imponen a las “sensibilidades vulnerables” (LEVINAS, 1987, p. 201), en esa capacidad de afectar y ser afectado. (20)

Acción motriz

Es el común denominador que da identidad, unidad y especificidad a la educación física, cuya práctica enmarca toda una gama de actividades entre las que se consideran: el deporte y los juegos tradicionales, los ejercicios gimnásticos y las actividades libres tales como las referidas a nuevas modalidades de artes marciales, propuestas de movimientos de relajación y actividades como Pilates, circuitos de entrenamiento funcional sin objetivos específicos de un deporte, sino con el único propósito de moverse en forma dirigida, segura y controlada desde una visión preventiva de lesiones, según edad, condición y necesidades de los sujetos.
Esta postura concibe a la educación física como una práctica pedagógica que se apoya en el conocimiento científico, cuyo enfoque está centrado en el movimiento y la interacción; en donde lo significativo de las prácticas se centrará en las manifestaciones observables del comportamiento motor, así como en el sentido relacional y táctico de las conductas que se presentan en el desarrollo de las actividades. (21)

Conceptualización biológica de la Teoría del Entrenamiento físico y deportivo

La teoría del entrenamiento visto desde un punto de vista científico plenamente, nace en los albores del siglo XX junto con el renacimiento de los Juegos Olímpicos modernos; ya que con ellos se comienza un hito dentro del deporte, en la búsqueda de más y mejores rendimientos en cada una de las pruebas que se iban sometiendo los deportistas. Cabe mencionar que no fue hasta pasada la década de los 50, que los científicos y entrenadores se juntaron en pos de un objetivo común: el rendimiento deportivo. En este tiempo, es donde se empiezan a ver los adelantos de teóricos que empiezan a simplemente “experimentar” con programas de entrenamiento basados en su experiencia; alejándose de la metodología de la educación física, que por poseer principios pedagógicos distantes de los principios del rendimiento deportivo no concebían un desarrollo práctico de una especialidad deportiva, por sobre la importancia de la cognición del movimiento. Pues bien, estos procesos de cambio y estructura se van dimensionando a través del tiempo, incrementándose gradual y paulatinamente gracias a la tecnología y el desarrollo de estudios comparativos que implican una tecnificación cercana y en conjunto con el desarrollo biomédico en la actualidad. Este desarrollo se vio incrementado ostensiblemente gracias al aporte de los entrenadores especialistas de origen soviético; quienes gracias a sus amplios conocimientos en las ciencias naturales y humanísticas fueron forjando nuevos estudios y programas de entrenamiento, que a la postre conglomeró principios, metodologías e investigaciones en lo que actualmente conocemos como teoría del deporte. El aglutinamiento de información radicó en que especialistas como Matveev,Platonov y Kuznesov sean referentes indiscutidos como los precursores de la teoría e historia del deporte y por consiguiente el crecimiento hacia la teoría del entrenamiento deportivo, como actualmente se conoce. Las investigaciones hechas a través del tiempo, hicieron que día a día los teóricos se vieran influenciados en el desarrollo de ser humano en base a su rendimiento individual; lo que se tradujo en nuevas concepciones de cómo ver el entrenamiento deportivo de alto rendimiento, se verificaron que existían factores morfológicos que influenciaban las capacidades físicas y su rendimiento posterior, se consiguieron modelos de entrenabilidad en diversas disciplinas que se han probado en distintas partes del orbe, con tendencias disimiles pero a la vez con resultados y experiencia científica. La teoría del entrenamiento, gracias a los teóricos soviéticos con su tenacidad por generar un grupo de deportistas de élite; con el tiempo trascendió hacia el occidente, lo que incrementó hacia nuevas perspectivas y visiones deportivas en torno al entrenamiento físico. En esto, aparecen ya desde las décadas de los 70´ y 80´ investigadores y grupos científicos norteamericanos que gracias a la tecnología bullente y sus programas espaciales pudieron concretar muchos aspectos teóricos planteados por sus predecesores con maquinaria especializada. Este paso también influyó en Latinoamérica, donde grandes literatos como Bompa, Gómez Tubino y Pila Teleña se aunaron en proporcionar nuevas características y elementos de estudio para que se incrementaran las concepciones que se expresan dentro de ésta teoría.

De lo anteriormente descripto, se desprende el concepto “cimiento” por el cual podemos trabajar bajo la óptica de la salud, el rendimiento y los resultados con un individuo que nos contrata con objetivos claros y metas por alcanzar, ellos son los principios del entrenamiento que debemos tener en cuenta a la hora pararnos frente, al lado o detrás de un alumno, entrenado o cliente, según visión de quien lea este documento. Tomaremos una de las más actuales propuestas de los principios metodológicos del entrenamiento físico, pertenecientes a  Bondartchuk,1984:

  1. PRINCIPIO DE UNIDAD FUNCIONAL
  2. PRINCIPIO DE LA CONTINUIDAD
  3. PRINCIPIO DEL CRECIMIENTO PAULATINO DEL ESFUERZO
  4. PRINCIPIO DE LA ESPECIFICIDAD
  5. PRINCIPIO DE LA TRANSFERENCIA
  6. PRINCIPIO DE LA INDIVIDUALIZACIÓN

3 El aporte de las ciencias

La insustituible cadena de aportes de las disciplinas, ciencias y formas administrativas relacionadas al entrenamiento personal, para lograrlo efectivo, atractivo, factible y preciado.

Dado que el rol del entrenador no puede ni debe ser el de quien sabe todo, es condición sine qua non coparticipar desde lo conceptual el aporte de algunas ciencias y disciplinas sustentadoras del trabajo que lleva adelante el entrenador, por momentos coordinador de tareas en:

  • Psicología, (conteniendo los procesos de entendimiento acerca de los tiempos que tardan algunos objetivos por lograrse, los pasos previos y pos logros, el manejo de la ansiedad y la tolerancia a la frustración entre otros.
  • Medicina general clínica y específica como pilar fundamental a la hora de requerir estudios de diagnóstico y seguimiento.
  • Kinesiología para el tratamiento de lesiones traumáticas o a veces, condiciones propias de un individuo que ha llegado a un programa personal por el sedentarismo de largo plazo que posee, y de este modo, al retomar los movimientos básicos aunque sean estos moderados y medidos, ejercen ciertas molestias osteo-articulares que se superan con menor incomodidad desde un consultorio y fisioterapia.
  • Didáctica y pedagogía para poder abordar a cada persona de la manera en que sea capaz de entender, aceptar y trabajar en base a la propuesta programada por el entrenador.
  • Comercialización y marketing para que un entrenador sea elegido en el mundo laboral privado, siendo capaz de mostrar sus valores agregados y condiciones de diferenciación competitivas.
  • Oratoria y negociación para ser escuchados con atención, ser capaces de transmitir un mensaje y finalmente para llegar acuerdos que sean bases de sustento en el tiempo de convivencia entre ambos: entrenador, entrenando.

Éstas todas en su conjunto, permiten un diálogo serio desde la ciencia, oportuno desde lo contractual y efectivo desde la salud; fin último en lo que respecta a mi condición como entrenador personal, dado que todo lo que doy y siempre que entreno es para perseguir ese “ideal” de mejoramiento de calidad de vida y alegría de las personas que me eligen para acompañarles.

Según el Lic. Jorge R. Gómez, el concepto “Actividad física” incluye, por su amplitud, múltiples abordajes y definiciones. Los marcos teóricos y prácticos de referencia, su abordaje por campos y actores  con ideologías e intencionalidades distintas, los diferentes imaginarios que se constituyen a su alrededor, generan una importante dificultad en el momento de definir a la actividad física con cierto grado de fundamentación científica y generar acciones sistemáticas para su desarrollo.

Raúl Gómez sostiene que las investigaciones modernas ponen cada vez más en evidencia el rol y la importancia de una educación corporal. Las técnicas del cuerpo representan un capital personal y un capital social de gran alcance en la vida de cada persona.

La perspectiva disciplinar, desarrollando el concepto de Actividad Física desde una mirada compleja y profunda está dada por las ciencias que sustentan el trabajo que realizamos en el campo, entiéndase lugar donde se desarrolla una sesión de entrenamiento, sea éste al aire libre, en un gimnasio o hasta en la habitación de un hospital. Desde lo institucional, creo que el concepto de Emprendedorismo es el adecuado, dado que son muy pocas las instituciones en el mundo que ofrecen con éxito sostenido este servicio. La lógica irrefutable de esta afirmación, radica en el principio básico de la idiosincrasia que antecede a la decisión del contratante. Perfiles afines con lo individual, alejados de las masas y en general afianzados en trabajos personales aliados con sus propios emprendimientos. Vistas estas características que no son absolutas y permiten que otros perfiles usufructúen los beneficios del entrenamiento personal,  el entrenador personal debe capacitarse para generar su propia empresa, porque él es su empresa y como tal, debe manejar herramientas de management, administración, imagen y finanzas, debe hacer atractivas y convenientes sus propuestas y debe estimular ambos hemisferios de su cerebro que, para ser contratado cada mes, debe ablandar la unión de su creatividad y su lógica a cada instante. Así no tendrá la seguridad de su trabajo, pero si la mayor probabilidad de seguir siendo elegido.

“No será entrenador quien quiera sino quien se prepare y pueda estar a la altura no sólo de sus circunstancias sino las de sus contratantes, sin importar edad, sexo u objetivo, pero si apropiado de una condición de sinceridad para con sus habilidades, destrezas y hasta las propias limitaciones”   

  • (1) Harre, Dietrich (1987). «Entrenamiento: objetivos, tareas y principios». Teoría del entrenamiento deportivo. Stadium S.R.L. ISBN 9789505310951
  • (2) Darío F Cappa (2002). Orígenes del Entrenamiento Personalizado. PubliCE Standard.
    http://g-se.com/es/salud-y-fitness/articulos/origenes-del-entrenamiento-personalizado-101
  • (3) Eugen Sandow (1867-1925).
  • (4) (Roberts, 1996, en Jiménez, 2005).
  • (5) (Jiménez, 2002).
  • (6) (Forteza y col., 2004).
  • (7) (Brooks, 2001).
  • (8) (Isidro y col., 2007).
  • (9) (Isidro y col., 2007).
  • (10) Marcos Becerro (1989), citando a Casperson y colaboradores (1985)
  • (11) American college of sports medicine (1991). Guidelines fors exercise testing and prescription. American college of sports medicine
  • (12) Cappa D (2000). Cátedra de planificación de la aptitud física poblacional. IEF Mendoza
  • (13) Roberts S (1997). The business of personal training. Human Kinetics / Cita en Publice Standard: Darío F Cappa (2002). Orígenes del Entrenamiento Personalizado. PubliCE Standard.
    http://g-se.com/es/salud-y-fitness/articulos/origenes-del-entrenamiento-personalizado-101
  • (14) Merleau-Ponty, Sergio, Santín)
  • (15) Edward Caravajal, 2011 – Departamento de Ciencia y Tecnología de la Actividad Física y el Deporte – USAC: Mimeografía Como Realizar Ejercicio Físico: Los Valores y Beneficios del Deporte Guatemala, Sin editorial, Sin año, 7 páginas.
  • (16)  Diccionario Enciclopédico Océano Uno Color España, Editorial Océano, 1998, 1848 páginas.Tzita Jocol, Sergio Patricio: Incidencia del Ejercicio Físico sobre el Estado de Salud Mental Tesis Escuela de Ciencias Psicológicas, Universidad de San Carlos de Guatemala, 2005.
  • (17) Harre, Dietrich (1987). «Entrenamiento: objetivos, tareas y principios». Teoría del entrenamiento deportivo. Stadium S.R.L. ISBN 9789505310951.
  • (18) Earle, Roger (2004). NSCA’s Essentials of Personal Training. NSCA Certification Commission. pp. 162, 617. ISBN 0-7360-0015-1. Dietrich Martin et alii, Manual de metodología del entrenador deportivo, Editorial Paidotribo, Barcelona.
  • (19) (Texto extraído de un portal de internet llamado Harit, que es una visión seguramente poco científica pero muy actual con la cual  comulgo y practico)
  • (20) Gabriel Armando Cachorro – Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de La Plata, Argentina
  • (21) Pierre Parlebas
14 de julio de 2016

0 respuestas en "Actividad física y entrenamiento personal"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *