Beneficios del entrenamiento en altura

Diferencias de oxígeno y altitud del entrenamiento en altura

El oxígeno es un elemento químico esencial para el desarrollo de la vida. Además de esto, participa en varias acciones imprescindible en el deporte, como la contracción muscular, el intercambio de gases en los pulmones o el proceso metabólico entre otras.

Nuestro cuerpo tiene una capacidad pulmonar de unos 5-6 litros, siempre dependiendo del sujeto, de la actividad física realizada, de la calidad del entrenamiento…

¿Es siempre el porcentaje de oxígeno en el aire el mismo?

La respuesta es , aunque con algunos matices. El porcentaje de oxígeno en el aire es 21%. En cualquier lado del mundo y a cualquier altitud. El factor que dificulta la respiración en cuanto se asciende es la presión. Es decir, cuando subimos, la cantidad de aire que se encuentra sobre nuestras cabezas es menor que si lo comparamos con la cantidad que encontramos a nivel del mar. En la siguiente gráfica observamos como disminuye la presión del aire en función del aumento en la altitud:

entrenamiento en altura

A partir de esta gráfica se puede calcular la dificultad de captación de aire que podamos respirar en cualquier lugar del mundo. Por ejemplo, en cualquier lugar que se encuentre a nivel del mar la captación de aire será del 100%. En cambio, en el punto más alto del planeta, a 8848 metros, esta dificultad se multiplica, pudiendo solamente retener un 33% del mismo.

Aspectos negativos del entrenamiento en altura:

Al realizar expediciones o actividades por encima de los 2400 metros de altitud, hay un riesgo de padecer mal de altura. El mal de altura es una enfermedad que afecta generalmente a deportistas o personas que practican  el entrenamiento en altura. Los síntomas principalmente de esta enfermedad son los siguientes:

entrenamiento en altura

Síntomas de un mal de altura leve son:

  • Cefalea
  • Insomnio
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas o vómitos
  • Fatiga
  • Mareo o sensación de vértigo
  • Pulso rápido
  • Dificultad respiratoria con el esfuerzo

Cuando se manifiesta de una manera más acentuada viene dado por:

  • Tos
  • Dificultad respiratoria
  • Coloración azulada de la piel (cianosis)
  • Expectoración de sangre
  • Incapacidad para caminar en línea recta o incapacidad absoluta para caminar
  • Disminución del estado de conciencia o aislamiento de la interacción social
  • Confusión
  • Tez pálida o grisácea (edema cerebral)

Consideraciones previas y beneficios del entrenamiento en altura

En deportes en que uno de los indicadores de rendimiento radique en el factor resistencia, el entrenamiento en altura es vital y necesario. A este tipo de entrenamiento también se le conoce como “hipóxico” o “en hipoxia”.

entrenamiento en altura

Pero para realizar un entrenamiento en unas condiciones óptimas y que nos reporte algún beneficio, este debe de realizarse en un contexto adecuado. Es decir, aspectos como la altura, la carga, el tipo de entrenamiento o incluso realizar adaptaciones en altura son necesarios si queremos conseguir mejoras significativas. De estos, un factor común a todos los deportistas es la altura idónea para conseguir buenos resultados. Y es que en el intervalo de 1900 metros a 2100 metros se consiguen estos beneficios dándose la altura perfecta para un entrenamiento. Los demás factores a tener en cuenta que se han enumerado más arriba son más susceptibles a las características propias de cada persona y deben de consultarse con un profesional del sector.

La adaptación del entrenamiento en altura

La adaptación es uno de los aspectos más importantes en expediciones de alpinismo, o cuando se van a realizar períodos de entrenamiento más amplios. Para ello, se intenta adaptar el organismo a la altura deseada, con el fin de realizar entrenamientos más específicos o a mayores intensidades. En el caso del alpinismo, que se llegan a altitudes muy grandes (más de 5500), donde la presión del aire es muy baja y los períodos adaptativos son más largos con el fin de no sufrir posteriormente enfermedades relacionadas con el mal de altura.

Aunque no está demostrado científicamente que entrenar en altura tenga mejoras a nivel del mar, nos reporta otras que indirectamente pueden aportar la diferencia necesaria para ganar una prueba. Una de ellas es el aumento de la cantidad de glóbulos rojos en sangre. Estos se encargan de transportar el oxígeno en sangre y llevarlo hasta los músculos, que serán los responsables del movimiento. Esto a su vez, permitirá una mejora en el VO2 MAX. Entre otros beneficios encontramos el que es capaz de recuperar mejor grandes esfuerzos y por tanto, permite una mayor tolerancia a la fatiga.

Bibliografía

  1. Botella de Maglia, J., & Compte Torrero, L. (2005). Saturación arterial de oxígeno a gran altitud. Estudio en montañeros no aclimatados y en habitantes de alta montaña. Medicina clínica, 124(5), 172-176.
  2. Compte-Torrero, L., de Maglia, J. B., de Diego-Damiá, A., Gómez-Pérez, L., Ramírez-Galleymore, P., & Perpiñá-Tordera, M. (2005). Cambios espirométricos y en la saturación arterial de oxígeno durante la ascensión a una montaña de más de 3.000 metros. Archivos de Bronconeumología, 41(10), 547-552.
  3. http://www.tuotromedico.com/temas/mal_de_altura.htm
  4. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000133.htm
  5. imagen 
27 de junio de 2016

0 respuestas en "Beneficios del entrenamiento en altura"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *