Deporte y diabetes

Según la organización mundial de la salud, la diabetes es una enfermedad de carácter crónico que surge cuando el páncreas no es capaz de producir a la insulina suficiente o cuando el órgano no es capaz de utilizar eficazmente la insulina que produce. Cuando alguna de estas dos circunstancia no se controla, se produce la hiperglucemia, que es el aumento del azúcar en la sangre.

Existen dos tipos de diabetes, la diabetes tipo 1, anteriormente conocida como diabetes insulinodependiente o juvenil, la cual se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina y la diabetes tipo 2, también conocida como diabetes no insulinodependiente o de adulto, este tipo de diabetes es debida a la incapacidad del organismo de utilizar eficazmente la insulina, este último tipo es el más común y viene producido por consecuencia del exceso de peso y el sedentarismo.

Datos de la diabetes en España

Cifras de la diabetes en España

  • La diabetes tipo 1 equivale al 13% de los casos detectados en España, 29.000 son menores de 15 años y se detectan 1.100 casos nuevos cada año.
  • La diabetes tipo 2, característica en mayores de 18 años, se calcula que hay 5.301.314 diabéticos en España, de los que el 43% de ellos 2.304.919 aún no está diagnosticados.
  • 1 de cada 6 adultos es obeso y 1 de cada 2 tiene sobrepeso.
  • El 26% de los niños y el 24% de las niñas tiene sobrepeso.

Costes de la diabetes en España

  • La diabetes en España tiene un coste indirecto de 17.630 millones de euros, los cuales está divididos en 8.400 millones de euros en absentismo laboral, 9.484 millones de euros en jubilaciones anticipadas y 101 millones de euros en gastos sociales.
  • Los gastos directos de la diabetes en España son de 5.447 millones de euros, lo que equivale a 1.708€ al año por paciente en tratamientos y hospitalizaciones.

Consecuencias de la diabetes en España

  • Amputaciones, 7 de cada 10 amputaciones no traumáticas de la extremidad inferior se deben a la diabetes, lo que la convierte en la causa más frecuente de este tipo de amputaciones. La tasa de amputación es de 3’19 por cada 1.000 afectados.
  • Ceguera, el 16% de las personas ciegas en España, lo son a causa de la diabetes.
  • Mortalidad, 25.000 españoles mueren cada año por diabetes.

Contexto Europeo

  • España está situada en el puesto 18 de un ranking de 30 estados europeos, quedando por detrás de países Eslovenia, Portugal o Hungría.
  • La posición de España en el ranking, viene determinada por diferencias en cuanto a tratamiento entre comunidades autónomas, elevadas tasas de obesidad, estilos de vida sedentarios y baja tasa de control regular periódico de la glucosa

Previsiones

  • El pronóstico a nivel internacional es que se pase de los 382 millones de personas en el mundo con diabetes en 2014 (8,3% de la población total de adultos) a 592 millones en 2035, lo que equivale a un aumento del 55% en tan solo 2 décadas.

*Datos extraídos de fedesp.es

Deportistas diabeticos de élite

¿Se puede prevenir la diabetes tipo 2 con deporte?

La práctica de la actividad física es sin duda uno de las mejores formas de prevenir la diabetes tipo 2 ya que reduce el riego de desarrollar obesidad y diabetes, además de otros muchos beneficios que desglosamos a continuación:

  • Reduce el riesgo de desarrollar hipertensión o dislipidemias y ayuda a controlarlas.
  • Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de colon y mama.
  • Restringe el riesgo de cardiopatía isquémica y otras enfermedades cardiovasculares.
  • Reduce el riesgo de desarrollar enfermedades mentales, tales como la demencia.
  • Ayuda a controlar el peso y mejora la imagen corporal.
  • Tonifica los músculos y preserva o incrementa la masa muscular.
  • Fortalece los huesos y articulaciones haciéndolos más resistentes.
  • Aumenta la capacidad de coordinación y respuesta neuro‐motora, disminuyendo el riesgo y consecuencias de las caídas.
  • Mejora la actividad del sistema inmune.
  • Reduce los síntomas de depresión y ansiedad.
  • Mejora la autoestima.

¿Qué beneficios aporta la práctica regular de actividad física en personas con diabetes?

  • Recupera la función cardiovascular
  • Mejora la sensibilidad a la insulina
  • Aumenta el control de la glucosa
  • Mejora el perfil lipídico
  • Mejora el control de la tensión arterial
  • Ayuda a la pérdida de peso y mantenimiento del peso óptimo
  • Mejora el estado de bienestar general
  • Reduce el riesgo de complicaciones a largo plazo

¿Qué tipo de ejercicios debe hacer un diabético?

Es importantísimo antes de empezar a realizar ejercicios que el sujeto tenga la diabetes controlada, además de realizar una exploración física completa para la detección de posibles complicaciones.

  • Ejercicios AERÓBICOS: se recomiendan actividades de bajo impacto como las actividades acuáticas, elípticas, bicicleta estática y maquinaria isocinética.
  • Ejercicios de FORTALECIMIENTO MUSCULAR: ejercicios que impliquen grandes grupos musculares. Ejemplo: 1×12 repeticiones de varios grupos musculares (dorsal, pectoral, bíceps, tríceps, hombros, cuádriceps, bíceps femoral, glúteos y gemelos)
    • Progresivo (al menos 3 series de 8‐10 repeticiones)
    • Velocidad controlada (OBS! Valsalva & BP >200 mmHg)
    • Usa Bandas elásticas y pesos livianos (1‐2 kg)
    • Pacientes familiarizados = libertad OBS! consideraciones esp.
  • Ejercicios de FLEXIBILIDAD: 3 días a la semana

Intensidad

  • Leve‐moderada: 40‐70% de la FCmax (FCM) (Escala de 0 a 10: int. leve=2‐3; leve moderada=3‐5; modo vigoroso=5‐6 puntos)
  • Pacientes sin experiencia: “test de hablar” o “Talk test”
  • Para los más sedentarios: intensidades más bajas

*Importante, en todos los grupos, se pueden conseguir beneficios adicionales incrementando la intensidad

Duración

  • Igual que para la población general: ≥150 min de ejercicio aeróbico de intensidad leve‐moderada distribuido a lo largo de la semana
  • Dosis: se puede acumular en sesiones de 10 minutos
  • Distribución de la actividad física homogénea a lo largo de la semana
  • Para las personas más sedentarias, periodos más cortos de ejercicio tienen beneficio para la salud

*Importante no realizar más de 60 minutos de forma continua en una sola sesión

Frecuencia

  • Al menos 3 días a la semana, y preferiblemente todos los días.
  • Los beneficios de una sesión se mantienen durante las siguientes 24‐72 horas, por tanto no hay que dejar pasar más de tres días entre sesiones.
  • Los pacientes más sedentarios obtienen beneficios con 3 días/semana

Ejercicios para diabeticos en casa

Consideraciones especiales del diabético deportista.

  1. Medir siempre la glucemia basal antes de hacer ejercicio.
  • Si es <100mg/dl tomar carbohidratos antes de empezar.
  • Si es >250mg/dl medir cuerpos cetónicos en orina: si son + administrar una dosis extra de insulina rápida y esperar su desaparición antes de realizar la actividad; si son negativos, lo más probable es que se deba a ingesta previa y el ejercicio puede realizarse con precaución.
  • Si es >300mg/dl evitar hacer ejercicio.
  1. Aprender a reconocer las variaciones de la glucemia según los diferentes tipos de ejercicio y recordar medir la glucemia también durante (si es posible) y después del ejercicio.
  2. Evitar el ejercicio físico en el momento del pico máximo de acción de la Insulina.
  3. Iniciar el ejercicio 1‐2 horas tras las comidas. En caso de hacer ejercicio pasadas 3‐4 horas después de la última comida, se recomienda realizar un aporte extra de hidratos de carbono (e.g. plátano, galletas).
  4. Disminuir la dosis de insulina antes de la actividad, si lo requiere (30‐35%).
  5. Administrar la insulina por lo menos 1 hora antes del ejercicio. Si la inyección se realiza en menos de 1 hora, se debe administrar en una zona que no se ejercite con la actividad física. El abdomen es la zona donde se absorbe con mayor regularidad.
  6. Dependiendo de la duración e intensidad del ejercicio, aumentar la ingesta de alimentos hasta las 24h después de la actividad, para evitar la hipoglucemia tardía inducida por el ejercicio.
  7. Momento del día: es preferible hacer ejercicio por la mañana por la menor predisposición a la hipoglucemia.
  8. En pacientes con hiperglucemias posprandiales, se recomienda caminar tras las comidas.
  9. En cada sesión de ejercicio, se recomienda realizar un “calentamiento” previo y “vuelta a la calma” posterior (durante 3‐5 minutos), que podrá realizarse a una intensidad leve, y finalizar la sesión con estiramientos muy suaves y relajación.
  10. Hidratación: Antes, durante y después. Se recomienda una ingesta de entorno a 33ml cada 30 minutos. Para ejercicios prolongados (>30 minutos), se recomienda la ingesta de una bebida isotónica a razón de 1 litro a la hora.
  11. Termorregulación: No se recomienda realizar actividad física en ambientes muy calurosos (>40ºC).
  12. Tomar hidratos de carbono (e.g. plátano, galletas, leche, pan con jamón cocido, yogures azucarados) durante el ejercicio si éste es prolongado (cada 30‐45 min) o intenso. Se calcula un incremento de necesidades de carbohidratos de 2‐3 mg/kg/por minuto de ejercicio de moderada intensidad (8’4‐12g de carbohidratos para una hora de actividad moderada para un individuo de unos 70 kg).
  13. Evitar la realización de maniobras de Valsalva, de espiración forzada con la boca y la nariz tapada, que aumentan la presión arterial.

¿Cuáles son los signos o síntomas de alarma para cesar la práctica de actividad física?

  • Mareos.
  • Visión borrosa.
  • Debilidad muscular.
  • Confusión.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal
  • Poliuria.
  • Polidipsia.
  • Polifagia.

Consejos prácticos en función de los tipos de ejercicios a realizar.

  • Ejercicios de corta duración y alta intensidad
    Ejercicios entre 1 – 5 min, tales como pruebas de atletismo, natación (pruebas de velocidad), deportes de lucha, etc.

    • Control de la glucemia antes y después
    • Es probable que la glucemia aumente más al finalizar la actividad
  • Ejercicios de larga duración
    Ejercicios de más de 2 horas, tales como senderismo, ciclismo, maratón, marcha atlética, etc.

    • Control de la glucemia antes, durante y después.
    • Disminuir la dosis de insulina retardada (la matinal si el ejercicio se hace por la tarde, y la nocturna si el ejercicio se hace por la mañana).
    • Disminuir la insulina rápida (antes del desayuno si el ejercicio se hace por la tarde, y antes de la comida si el ejercicio se hace por la tarde).
    • Ingerir hidratos de carbono (cada 30‐45 min) durante el ejercicio: ‐ Líquidos (bebidas isotónicas) o sólidos (fruta, galletas).
  • Ejercicios con sesiones de larga duración pero con actividad irregular e intermitente
    Por ejemplo el esquí.

    • Control de la glucemia antes, durante (cada 2 horas para prevenir hipoglucemia y tomar medidas correctoras si es necesario) y después.
    • Disminuir la dosis matinal de insulina retardada.
    • Disminuir la insulina rápida antes de desayunar.
    • No se inyectará más insulina hasta finalizar la actividad.
    • Es aconsejable hacer pequeños comidas (cada 2h) mejor que una comida copiosa.

Evaluación del paciente diabético antes de recomendarle un programa de ejercicio físico.

  • Exploración física completa para la detección de posibles patologías concurrentes
  • En ausencia de complicaciones, hacer prueba de esfuerzo con monitorización de ECG en pacientes diabéticos sedentarios que cumplan algunos de los siguientes criterios:

Antes de finalizar este interesante artículo, recordaros que la diabetes no es una excusa para no realizar actividad física, simplemente habrá que realizar el tipo de actividad física adecuada a nuestra enfermedad siguiendo las consideraciones que hemos intentado explicar de forma clara en este post.

Por último y a modo de resumen, indicamos las 10 normas de obligado cumplimiento para cualquier diabético que quiera realizar actividad física:

  1. Autocontrol: Realizar controles de la glucemia antes, durante y después del ejercicio.
  2. Conocimiento: No realizar ejercicio en el pico de máxima de acción de la insulina.
  3. Tratamiento: No inyectarse la insulina en las zonas que realizarán más ejercicio.
  4. Hiperglucemia: En caso de que la glucosa sea ≥250 mg/dl, posponer el ejercicio y valorar cuerpos cetónicos.
  5. Hipoglucemia: En caso de que la glucosa sea <110 mg/dl, tomar un suplemento antes del ejercicio (e.g. fruta, galletas, bebidas energéticas).
  6. Hidratación: Beber agua y/o bebidas isotónicas antes, durante y después del ejercicio.
  7. Higiene: Cuidado diario de los pies; llevar calzado adecuado para evitar herida y humedad.
  8. Progresión: Aumentar progresivamente la duración y posteriormente la intensidad de la sesión de ejercicio físico regular.
  9. Constancia: Evitar estar más de dos días consecutivos sin realizar ejercicio físico.
  10. Precaución: No hacer ejercicio en ambientes muy calurosos.
22 de noviembre de 2016

0 respuestas en "Deporte y diabetes"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *