Dopaje tecnológico descubierto en ciclismo

Van den Driessche, es una chica belga de 19 años, campeona de Europa de sub 23. Hasta aquí todo normal, pero Driessche es algo más, es la prueba de una sospecha que se llevaba investigando desde principios del 2010, la bicicleta con la que competía en el Mundial de ciclocross femenino sub 23 de Zolder, llevaba incorporado un motor camuflado en el interior del cuadro, siendo la prueba definitiva de la existencia del dopaje tecnológico o dopaje mecánico.

Motor oculto en biciletas

La Unión Ciclista Internacional durante los últimos años ha estado investigando el conocido como dopaje tecnológico o mecánico, dopaje distinto al tradicional donde el elemento que normalmente ha estado fuera de toda sospecha es el causante de la mejora del rendimiento del deportista.

De nada sirven los vampiros a altas horas de la madrugada visitando a los ciclistas o los pasaportes genéticos para conocer cuáles son los datos fisiológicos de los deportistas. Este tipo de dopaje bordea todo el entramado que se ha urdido en la alta competición para detectar el maldito doping.

¿Qué es el dopaje tecnológico o mecánico?

El dopaje mecánico, consiste en camuflar dentro del pedalier o en el cuadro de la bicicleta un motor eléctrico imperceptible a la vista, el cual aporta una potencia extra del 5%, potencia suficiente para mejorar significativamente el rendimiento de los deportistas de alto nivel. Si hacemos un símil con el hematocrito en sangre que tiene un valor máximo permitido del 50% y a partir de este valor se considera doping, es como si dejáramos que este nivel de hematocrito en sangre fuera del 52’5%.

¿Cómo ocultan el motor en las bicicletas?

El mecanismo que compone este motor es complejo y puede ser accionado desde el manillar de la bicicleta ayudando al deportista en el momento lo decida, como podrían hacer los pilotos de fórmula 1 con el KERS. En este video del canal francés Stade 2, podemos ver entre otras cosas como deportistas de alto nivel sacan en poca distancia una ventaja sustancial y todo ello al parecer mediante el accionamiento de un dispositivo oculto en la maneta del freno.

También podemos observar como después de sufrir un accidente un ciclista profesional, la rueda posterior de la bicicleta sigue girando de manera continua o como la bicicleta realiza un giro sobre el asfalto sin interacción del deportista sobre los pedales.

Otra de las circunstancias que nos muestran los investigadores franceses, es como se detectaba una fuente de calor medida mediante cámaras térmicas en el cuadro de la bicicleta, alcanzando temperaturas solo posibles mediante el funcionamiento de un motor.

Pruebas anti dopaje tecnológico

Declaraciones recientes como las del ex médico de Lance Armstrong, el Dr. Michelle Ferrari, el cual comenta que las bicicletas eléctricas han sido usadas desde el 2005  y que no ha interesado tirar de la manta hasta ahora vienen a corroborar las sospechas fundadas que existían en el deporte de las dos ruedas.

La investigación llevada a cabo por Programa de televisión francés Stade 2 y periódico italiano Corriere della Sera, han destapado uno de los secretos mejor guardados del ciclismo profesional, demostrando mediante numerosas imágenes y videos como deportistas de alto nivel utilizan las ayudas mecánicas en la bicicletas para conseguir el éxito deportivo.

Dopaje en ciclismo

Desde Academia deportiva queremos hacer una reflexión para el mundo del  deporte de alto nivel y para el deporte de masas, donde los medios de comunicación tienen mucho que ver.

La pregunta es si hemos llegado a esto porque los deportistas cada vez quieren ser mejores o porque cada vez queremos que los éxitos deportivo sean más grandes. El dopaje es una lacra que hay que eliminar en primer lugar por la salud del deportista, pero el dopaje tecnológico hay que eliminarlo por el fraude que supone.

Quizá deberíamos ser conscientes de hasta dónde llega la capacidad humana y no pretender conseguir a toda costa unos de los principios de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna “Citius, altius, fortius” más rápido, más alto, más fuerte.

Es posible que no se pueda ir más rápido, ni saltar más alto, ni ser más fuerte. Tenemos que ser consciente que el deporte es la mejora personal y no podemos buscar atajos para conseguir deportes más espectaculares.

Referencias

 

21 de abril de 2016

0 respuestas en "Dopaje tecnológico descubierto en ciclismo"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *