La halterofilia como entrenamiento en otros deportes

Metodología propuesta para deportistas de otras disciplinas

Cuando se utilizan las técnicas del Arranque y Envión en la halterofilia (o sus derivados) para deportistas que requieran de potencia en deportes que no sea la Halterofilia (Levantamiento Olímpico), en la mayoría de los casos no se dispone de mucho tiempo para seguir esta metodología. Se debe ser práctico y lograr que el deportista adquiera en el menor tiempo posible los gestos que necesitamos para el deporte en el cual compita. Tengamos en cuenta que no es necesario que se trabaje con las cargas que lo hacen los levantadores olímpicos.

Por lo tanto, propongo la manera en que personalmente enseño estos ejercicios dinámicos, ya sea uno de ellos o ambos, inclusive una parte de alguno de ellos (por ejemplo, solamente la cargada o el segundo tiempo).

La potencia en la halterofilia

En primer lugar, eliminaremos el primer tirón por ser la parte más lenta y la más complicada de aprender, además de tener un factor exponencial mayor al riesgo de lesiones; si buscamos potencia y no hace falta levantar una carga que se encuentra apoyada en el piso, podemos prescindir del primer tirón. En segundo lugar, trabajaremos con técnicas “de potencia” que permiten deslizamientos no tan profundos debido a que se trabaja con cargas de menor magnitud, además de reproducir angulaciones en las articulaciones intervinientes más específicas a la mayoría de los gestos explosivos (por ejemplo, saltos o carreras). Por último, podemos manejar cargas más livianas que permiten una técnica más “desprolija” y una mayor velocidad de ejecución; entendamos por “desprolijidad” que la barra puede pasar un poco más alejada del cuerpo, pero siempre dentro de ciertos límites óptimos, mientras que a cargas más livianas la velocidad para vencerla podrá ser mayor respondiendo a la Ley de Hill (Curva Fuerza-Velocidad).

Para comenzar le explico y demuestro el movimiento global al alumno, para que éste lo ejecute. En el caso de observar uno o más errores, se le marca el más grosero o fundamental. En muchos casos corrigiendo éste se subsanan los demás; no debemos “marearlo” intentando corregir todo al mismo tiempo. Los errores más comunes y la forma de subsanarlos se han marcado en las metodologías expuestas, por lo tanto, podemos recurrir al paso metodológico puntual vistas en ellas. También las experiencias personales pueden ayudarnos a que el alumno-ejecutante corrija el error mediante alguna indicación que le proporcionemos.

halterofilia

Las correciones

Aquí expongo una forma rápida y práctica para corregir el apresuramiento de elevar la barra con los brazos cuando todavía no se extendieron las piernas y se enderezó o llevó la espalda hacia atrás: de la posición de inicio con la barra colgada (marcar la postura correcta pies, rodillas, espalda, hombros, brazos y cabeza. Ver posición inicial de las técnicas de Arranque y Envión, pero con la barra saliendo de una altura cercana a las rodillas), pasar a posición

  • 1-extender rodillas, las tibias quedan perpendiculares al piso con la barra en contacto con ellas, el tronco y los brazos se mantienen inalterables, posición
  • 2-se endereza la espalda hasta quedar perpendicular al piso, los brazos siguen extendidos y la barra se eleva rozando los muslos y la cadera, posición
  • 3-se flexionan los codos (asegurándose que estén por encima de la altura de las manos) para seguir elevando la barra rozando el abdomen y el pecho, mientras se flexionan las rodillas para “meterse” debajo de la barra en la Cargada o Arranque, al mismo tiempo que se separan y rotan los pies, posición
  • 4- terminar con una Sentadilla adelante o de Arranque, o sea la recuperación para ir a la posición final.

En caso de errores típicos como separar la barra exageradamente del cuerpo o que la barra “choque” contra el pecho por apresurarse en flexionar los brazos para elevarla cuando el torso aún se encuentra inclinado al frente al no haberse enderezado la espalda, se puede corregir realizando solamente el tirón completo de Arranque o de Envión (sólo se eleva la barra hasta la altura del esternón justo por debajo del mentón o hasta el abdomen, respectivamente).

Imprescindible

Por supuesto que metodológicamente es imprescindible que antes de empezar con las técnicas de halterofilia (levantamiento olímpico) y sus derivados se hayan trabajado durante un cierto tiempo en la formación de la estructura corporal con ejercicios para la zona media, principalmente, como así también para los miembros superiores e inferiores, entre los que se deben incluir el Press de banco, Press militar y tras nuca, Dominadas, Remo acostado, Remo al mentón, Sentadillas, Peso muerto, Despegue y Buenos días. No olvidar el trabajo paralelo de flexibilidad de miembros superiores e inferiores, caso contrario será complicado poder descender profundo y mantener el equilibrio en las Sentadillas adelante y de Arranque o poder fijar la barra sobre los hombros en la Cargada.

Recuerda

Este artículo pertenece al especial sobre levantamiento olímpico compuesto a parte de este de los siguientes:

Bibliografía consultada

  1. Anselmi, H. (2001) “Fuerza, potencia y acondicionamiento físico”. Buenos. Aires.
  2. Ortiz Cervera, V. (1999). “Entrenamiento de la fuerza y explosividad para la actividad física y el deporte de competición”. Editorial Inde, Barcelona.

 

14 de septiembre de 2016

0 respuestas en "La halterofilia como entrenamiento en otros deportes"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *