¿Mejora nuestra salud la medicina?

Como bien sabemos, los trastornos de la salud tienen orígenes diversos y no podemos seleccionar solamente uno como la causa principal, pero cierto es que el ambiente donde se cría el individuo, se desarrolla y educa tiene bastante relevancia.

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es:

Factores socio-económicos

Y es que, inevitablemente, donde se desarrolle la vida del individuo va a ser trascendental a la hora de mejorar o empeorar la calidad de su salud en cuanto a la obesidad se refiere:

Veamos el siguiente gráfico:

salud

Podemos apreciar claramente que el sistema de salud es el factor menos influyente a la hora de reducir la mortalidad del individuo, siendo en un 43% responsable el ‘Estilo de Vida’ es decir los hábitos que son parte de la vida del individuo.

En este otro gráfico:

salud
Gráficas: Adaptado de G.E. Alan Dever. An epidemiological model for health policy analysis. Social indicators. Research. March 1976, Volume 2, Issue 4, pp 453-466

 

Vemos lo que sucede claramente en nuestro sistema de salud, donde, solamente en España se invierten anualmente unos 70.000 millones de euros en investigación médica, en muchos casos en medicamentos que no curan ninguna enfermedad y que, en el mejor de los casos, sólo sirven para mitigar algún síntoma de la misma.

En el gráfico podemos apreciar también cómo no se invierte en mejorar el estilo de vida de la población, a través de la mejora de políticas medio-ambientales, educación a temprana edad y otras estrategias que podrían ser de gran ayuda.

Podemos concluir que, la salud de la población no se mantiene gracias a la medicina, en ningún caso, siendo de especial relevancia una mejora en las políticas y reeducación, además de una mayor inversión en medidas de salud pública.

Vivimos en una sociedad en la que preferimos tener un centro médico en cada esquina a un parque. Una mentalidad que, por supuesto, es errónea completamente.

A continuación vamos a analizar una serie de estudios científicos sobre la importancia del sistema sanitario y el efecto en nuestra salud.

El servicio médico en países desarrollados

Como dato anexo podemos leer este estudio del cual obtenemos la siguiente conclusión

Existe mayor índice de mortalidad, en países donde hay mayor número de médicos. La muestra del estudio fue de 18 países

Entre los factores que relacionan mayor índice de obesidad y el estilo de vida, tenemos:

  • Estructura Familiar
  • Relaciones Personales
  • Estatus Laboral
  • Condiciones del Hogar
  • Condiciones Laborales
  • Salario
  • Nivel de Educación

Estudio sobre la salud en Canada

En este otro estudio, podemos ver que los ingresos son un bien establecido como determinantes de la salud, personas con menores ingresos tienden a experimentar los resultados de salud menos favorables, incluyendo peor autopercepción de la salud, una mayor prevalencia de la enfermedad, y la disminución de la esperanza de vida. Personas con ingresos más altos revelan mejores indicadores de salud a través del acceso a los recursos materiales tales como una mejor calidad de los alimentos.

En barrios con menor estatus socioeconómico, corregidos niveles individuales, existe un mayor número de agresiones, peor salud al nacer, mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, enfermedades contagiosas, enfermedades mentales, enfermedades relacionadas con trastornos del peso, etc.

Am J Public Health. 2002 May; 92(5): 758-768. Housing and Health: Time Again for Public Health Action. Krieger, Higgins.

Causas evitables de muerte en los Estados Unidos

En este estudio, observamos que el consumo de tabaco y la hipertensión arterial fueron los responsables de una mortalidad en adultos en Estados Unidos de 467.000 personas, lo equivalente a uno de cada cinco adultos.

La obesidad y el sobrepeso son la causa de unas 216.000 muertes al año, además de la inactividad física, unas 191.000 muertes anuales. En ambos casos se mantiene la estadística de uno de cada cinco.

La contribuación de la sanidad al aumento de la esperanza de vida

En este cuarto estudio, como comentábamos antes, muchas personas son de la creencia que la medicina es el principal impulsor del aumento de esperanza de vida, dato que es totalmente falso.

En el estudio citado vemos que la ganancia de esperanza de vida sea debido en mayor medida a:

  • Fin de las guerras
  • Aumento de la renta
  • Mejora de la economía
  • Mejora de la edificación
  • Potabilización del agua
  • Agricultura
  • Disminución de la pobreza
  • Mejor acceso a alimentos
  • Educación
  • Servicios Sociales

La estadística nos cuenta que el aumento de esperanza de vida derivada de la medicina (tratamientos médicos) fue muy baja durante el siglo XX (aproximadamente entre un 10/20%) y aún menos a día de hoy por aumentar la inversión una vez ya tenemos cubiertos unos servicios básicos.

Sí han mejorado la esperanza de vida con medidas tales como:

  • Leyes sobre alcohol y tráfico
  • Cuidado de las carreteras
  • Leyes anti-tabaco
  • Próximamente ¿leyes anti-refrescos?

A nivel socio-educativo, tenemos medidas como:

  • Protección Social
  • Educación de la comunidad
salud
Adaptado de Arias. CDC. Childrends, IMS, WSJ

 

Como se puede observar en la anterior gráfica

  • Izquierda: aumento de la inversión en tratamientos médicos
  • Derecha: esperanza de vida

El claro aumento de fondos destinados a investigación y aplicación de tratamientos médicos a partir de finales de los años ’80 no tienen apenas efecto sobre una mayor esperanza de vida. Siendo el mayor gradiente de relevancia en este aspecto los avances habidos a principios de siglo, donde la inversión era claramente menor

El papel de la asistencia medica en la sociedad

Como último dato, aportamos este estudio donde expone que la esperanza de vida supone unos 5 años (de 30) desde 1900 y unos 7 años (de 30) desde 1950 a través de la intervención o servicios médicos.

Así bien, como resumen de esta breve introducción histórica al concepto de salud ambiental, podemos concluir que, más que la médica, son los hábitos de vida los que nos ayudarán a portar una mejor salud a medida que avanzamos en edad. Debemos concienciarnos en que, más que dejar la responsabilidad de nuestra salud en manos de los médicos, esa responsabilidad está en primera instancia en nuestras manos.

Somos nosotros los que podemos o no cambiar el rumbo de nuestras vidas en gran medida si somos portadores de correctos hábitos alimenticios y de ejercicio.

2 de noviembre de 2016

0 respuestas en "¿Mejora nuestra salud la medicina?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *