Relación entre sociología y deporte

Algunas comparaciones entre la Sociología y la Actividad Física y el Deporte, basadas en la mirada de PIERRE BOURDIEU

En esta monografía se intentará congeniar un acercamiento de los pensamientos acerca de las propiedades de los campos de Pierre Bourdieu y las actividades referidas a la temática central del tema de tesis elegido para concretar los estudios de esta Maestría. El interés que se desarrollará en esta instancia, refiere a la búsqueda de respuestas que puedan explicar de algún modo por qué hay personas que adhieren motivadas durante más tiempo a un cierto tipo de actividades deportivas en lapsos de tiempo que van de los tres años en adelante.

El Campo de una actividad física despojada del deporte

Bourdieu sostiene que

“los campos se presentan para la aprehensión sincrónica como espacios estructurados de posiciones (o puestos) cuyas propiedades dependen de su posición en dichos espacios y pueden analizarse en forma independiente de las características de sus ocupantes, en parte determinados por ellas” (PIERRE BORDIEAU – SOCIEDAD Y CULTURA. P. 135)

Cuando se analiza el fenómeno del Running y la pertenencia de sus integrantes a dichos grupos, poco se sabe de los motivos que están implícitos en la decisión de entrar, permanecer o de retirarse. Pareciera que al tratarse de actividades de orden más recreativo que competitivo, daría la impresión que hay dos puntos principales de interés por analizar: las propiedades de un equipo y las características de sus ocupantes, quienes poseen identidad de propuestas recibidas, pero diversidad de necesidades perseguidas. De igual modo, en algún punto se amalgaman ambas para lograr que estas personas se queden allí por un tiempo determinado sin saber aún, por qué lo hacen. Pero esa y tantas otras preguntas inconclusas en sus potenciales respuestas, puede que agilicen nuestra capacidad de búsqueda de respuestas para así tener la posibilidad de entender un patrón si lo hubiere, lográndolo en tal caso extrapolable para futuras aplicaciones voluntarias.

Esta arista del deporte, el Running, es una de las actividades que en su versión actual (la masiva, competitiva, participativa o variante de Trail) intenta romper los cerrojos del derecho de entrada, mientras que aquellas actividades más tradicionales como las convencionales de gimnasio y hasta el atletismo clásico, tratan de defender su monopolio y buscan excluir a la competencia, donde sería aportar al autor en estas líneas que, además de ese intento de exclusión de la competencia, se transformaría también en una presión al éxodo de los sustitutos que tensionan el asentamiento de las propuestas más actuales.

Las variantes

Si esta actividad de base recreativa, el Running en su versión de montaña, por ejemplo, bajo el nombre de Trail Running pertenece a un campo asociado al deporte, su estructura formaría parte de una relación de fuerzas entre los agentes que intervienen en esa pelea o en la atribución de los logros pasados, en este caso, por el atletismo y por el otro lado, la actividad física recreativa. Dice PIERRE BOURDIEU, “Esta misma estructura, que se encuentra en la base de las estrategias dirigidas a transformarla, siempre está en juego: las luchas que ocurren en el campo ponen en acción al monopolio de la violencia legítima” (autoridad específica) … y concluye otorgando un espacio al pensamiento conclusivo que es esto en definitiva la conservación o subversión de la estructura del capital específico.

Otra propiedad que le es propia a un campo, es que en él hay toda gente comprometida que poseen intereses comunes y cuya existencia está ligada con la existencia de ese campo, por ello la complicidad objetiva que subyace en los antagonismos. Corredores de toda índole, nacionalidad y nivel técnico comparten intereses sobre la idea de correr de un modo distinto, fuera de las reglas tradicionales de un deporte olímpico, pero igualmente se comparte la idea de entrenar, correr, participar de algún tipo de competencia y de mejorar la calidad de vida a partir de esta complicidad de criterios.

Finalmente, el autor citado recapacita acerca de las estrategias como acciones que están orientadas hacia fines que pueden no ser los que se persiguen subjetivamente. Por lo tanto, he de inferirse que su asentamiento referiría a lo objetivo específico y en este caso particular, podría arriesgar que lo importante en definitiva sería correr, entrenar, jugar, divertirse y vivir mejor.

La incomodidad de las actividades emergentes como nuevas propuestas contemporáneas.

Y Bourdieu sostiene como incómoda a la sociología hasta por su aspecto de disciplina dividida, dispersa y refugio. A la Educación Física en general y al Trail en particular no es distinto lo que le ocurre. Incomoda a quienes transitan por el camino del actual atletismo, una disciplina que es máter del olimpismo pero que, desde un abordaje moderno, munido de factibilidad real, ya no es tan posible por lo menos por nuestras latitudes. A esta profesión se la percibe como dividida desde la ideología de sus actores hasta la metodología, en muchos casos, no consensuada para el logro de metas, objetivos y resultados que a menudo no están siquiera homogéneamente planteados.

¿Quién quiere qué?

Su dispersión adviene de la gran gama de posibilidades que le son propias en el campo minado del trabajo. Enormes posibilidades cuantitativas de actividades laborales con una arista cualitativa discutible, en muchos casos desaprobadas por la misma comunidad profesional y poco vecina a sus estantes de capacitaciones formales de posgrado. A esta profesión que dista de tener raíces en una propia ciencia, se la reconoce también, como a la propia sociología, un refugio cosmopolita de las diversas áreas y actores que la frecuentan y se sirven de ella.

También la encuentra constantemente confrontada con el problema de su carácter científico.

Al sociólogo se lo interroga constantemente por ser buzo profesional de otras ciencias y al profesor, al entrenador o al docente de la Educación Física, Actividad Física y parte del Deporte también. Una persona que entrena, sin que sepamos por qué, le es más noble el consejo de su entrenador que el del mismo médico. Esa empatía motora que suaviza cualquier relación tirante por la búsqueda de resultados nos condena por ser acaparadores, a veces pasivos, de otras disciplinas y ciencias.

La sociología es irritante en tanto pregunta lo que ella misma no puede responder y que se le realizan de manera aguda. (Bourdieu P.79 – Sociología y Cultura)

El entrenamiento busca en las demás áreas los medios para apropiárselos y dar respuestas resultadistas que se asocian con la persecución de lo que corresponde y es esperable. Responde por sí misma cuestiones que desconoce, que no le pertenecen pero que, en el último de los casos, viene extraída de la generosidad inculta por quienes nos estimulan para que nuestros egos se exacerben.

¿Por qué la sociología crea problemas?

Porque revela cuestiones ocultas y reprimidas, con la correlación del léxico en las escuelas y se identifica con la inteligencia (Bourdieu P.80 – Sociología y Cultura) En un equipo participativo no competitivo agonístico, se evidencian partes de los seres humanos que difícilmente aflorarían si no fueran descorchados en momentos en que todos los involucrados en un proceso de enseñanza y aprendizaje de AF y Deportes, marca diferencias confrontativas.

A la sociología se le plantea la cuestión de la cientificidad y podría inferirse, según Bourdieu, al retraso en su desarrollo respecto de las otras ciencias.

A la Educación Física no se le plantea esta cuestión, su similar con la sociología en este aspecto es casi condenatoria pues, por lo menos en Argentina la estructura formativa sólo nos acompaña desde 1905 y de la mano de un médico, por lo tanto, no podemos ausentarnos de esta tediosa comparación.

Acordando con Bachelard: “no hay más ciencia que la ciencia de lo oculto” y aquí es cuando nuestro campo cobra valor porque si bien, las actividades referidas a la educación física como al deporte de competencia no olímpico, resguardan un halo de ocultamiento frente a su propósito, metodología y alcances. La gente corre, corrió y correrá logrando beneficios. Estos beneficios a menudo se conocen originalmente, pero muchas veces se acude a un simple “es así”, “cura”, “te mejora”, “te alarga y mejora la vida”, hay que hacerlo porque hay que hacerlo”, entonces es donde en lo personal y esto es compartido por gran parte de la comunidad de colegas, nos preguntamos ¿cuánto de nuestro camino ligado a lo social y psicológico no es parte de esa magia oculta que al no valernos de otras profesiones y ciencias, redundan en empirismo puro?

Conclusión parcial

“Una gran parte de los que se llaman a sí mismos sociólogos o economistas son ingenieros sociales, cuya función es proporcionar recetas a las diferentes empresas privadas o a los gobiernos…” (Bourdieu P. 86 – Sociología y Cultura Una ciencia que incomoda).

Al Running le cupo un mandato especialmente similar en los 90’ cuando parecía ser que su pócima mágica de “curativo” abarcó a los equipos de trabajadores de toda índole con el inicio de las Pausa Activas y las capacitaciones Outdoors. No se supo bien nunca por qué hacían bien, pero la idea de la extrapolación no comprobada, vendía la ilusión que el sufrimiento y riesgos controlados en laboratorio, podrían ser utilizados como herramientas en ocasiones concretas y reales de venta, negociación y hasta la guerra.

A decir verdad… el tiempo fue desechando esa idea de magia traslativa y cruzó más hacia terrenos científicos donde la bioquímica empezó a dar cuenta de qué era y qué no era real, desenmascarando lo fortuito, ilusorio y proselitista.

En definitiva, no es ciencia la educación física y esta aseveración casi liviana de responsabilidad, no es más que una apuesta a seguir desenmarañando este desorden epistemológico en que nos hemos metido como disciplina, renegando de todo tipo de origen fuera de alguno propio aún por ser descubierto. La nuestra es una carrera inmadura, adolescente si se quisiera comparar con estadios de desarrollo de personalidad e imprudente por ser más abarcativa de cuanto pueda por si misma sustentar. Por eso estamos en el camino, lo importante sería saber hacia dónde.

7 de julio de 2016

0 respuestas en "Relación entre sociología y deporte"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *