Trabajo propioceptivo para la prevención de lesiones

Trabajo propioceptivo para la prevención de lesiones

¿Qué es la lesión?

La lesión se puede definir como el daño que se produce en el transcurso de la acción deportiva y que a su vez causa la disminución del rendimiento deportivo, llegando incluso a la incapacidad de poder desarrollar la actividad física durante un periodo de tiempo determinado, conozcamos el trabajo propioceptivo para la prevención de lesiones mediante la lectura de este artículo.

lesión tobillo

 

Una de las lesiones más importante que se produce en el ámbito deportivo es la lesión de tobillo, concretamente el esguince de tobillo y suelen ocurrir en deportes de equipo, ya que son modalidades potencialmente traumáticas, aunque también ocurren en deportes individuales donde existen numerosos desplazamientos y cambios de dirección constantes, como pueden ser los deportes como el tenis o el pádel.

¿Cómo se produce la lesión de tobillo?

Los cambios de dirección constantes son potencialmente peligrosos para los tobillos de los deportistas de estas modalidades, ya que la articulación del tobillo debe soportar el peso de todo el cuerpo en el desplazamiento, aumentando significativamente el peso en los cambios de dirección. Estos cambios de dirección son susceptibles de ocasionar lesiones en los deportistas.

¿Cuál es la posibilidad de sufrir una lesión de tobillo?

Es importante saber que en las lesiones de tobillo, los esguinces principalmente tienen un gran impacto socioeconómico y que suponen un 23% del total de las lesiones ocurridas en la práctica deportiva. Según la OMS se estima que el grado de incidencia de un esguince de tobillo es de 1 por cada 10000 habitantes al día. Dicho de otra forma, la lesión del esguince de tobillo es el 25% de las lesiones musculo esqueléticas.

Otro dato importante a reseñar es que la lesión de tobillo es una de las más prevalentes en la población activa, y que su repetición en el transcurso del tiempo es de un 80%.

La repetición de esta lesión viene en muchos casos determinada por una inestabilidad del tobillo, y es por este motivo que se debe establecer un programa de ejercicios que fortalezca esta articulación y que la prepare para las inestabilidades que se dan en la práctica deportiva.

¿Quién se encarga de prevenir la lesión?

El sistema que es capaz de controlar la articulación para que no se lesione debido a un mal movimiento, es el somato sensorial. A grandes rasgos, se trata de un sistema que mediante los receptores sensoriales, en este caso propioceptores (referidos al movimiento) que se encuentran en las articulaciones, envía señales al cerebro de los cambios que se producen en la articulación. El cerebro actúa mandando órdenes a los músculos de la zona para corregir posiciones e inestabilidades ocurridas y de esta forma evita la lesión.

trabajo propioceptivo

 

¿Se puede trabajar la propiocepción?

El trabajo de  propioceptivos está totalmente aconsejado para mejorar la reacción del cuerpo cuando sufre situaciones inesperadas. Como bien indica su nombre, la propiocepción viene de propius (propio) y cepción (sensación) y hace mención a la capacidad del cuerpo para detectar el movimiento y el posicionamiento de las articulaciones.

Entre los principales beneficios derivados de un buen trabajo propioceptivo podemos destacar que previene las lesiones, evita las posibles recaídas y colabora en el proceso de rehabilitación. También y gracias al trabajo de fuerza, coordinación, equilibrio, etc…, mejora el rendimiento en la actividad deportiva, la pisada y hace más eficiente el desplazamiento del deportista.

Como no  se trata de poner una receta de ejercicios, ya que estos deberán estar adecuados al tipo de lesión y a las características del sujeto, pasamos a detallar las consideraciones más importantes para un buen trabajo propioceptivo o somato sensorial.

¿Qué material necesito para realizar ejercicios propioceptivo?

Es importante contar con un material adecuado para poder trabajar la propiocepción en la articulación del tobillo, materiales como bosus, balones medicinales, coclchonetas, son básicos, pero también podemos utilizar superficies inestables que tenemos en la naturaleza, como puede ser la arena de la playa.

Otro aspecto a considerar que va a favorecer un buen trabajo propioceptivo,  son los apoyos unipodales y las acciones que dificulten el equilibrio del deportistas, acciones como tapar la visión del sujeto o la utilización de implementos y móviles.

El balón medicinal como móvil que el sujeto debe recepcionar y lanzar mientras está en una superficie inestable  es sin duda uno de los ejercicios que debemos incorporar en cualquier programa de prevención de lesiones para la articulación del tobillo. También se puede realizar con otro tipo de implementos y móviles característicos de la modalidad que realice el sujeto y que puede favorecer el trabajo propioceptivo como los balones de la modalidad que practica el sujeto o los implementos que también puede utilizar como la raqueta, la pala, el stick, etc…

Si se puede combinar el bosu con estos implementos el trabajo propioceptivo será mucho más completo y efectivo.

trabajo propioceptivo

Recomendaciones generales

Se recomienda trabajar en sesiones de unos 20 min con unos 5 o 6 ejercicios distintos y motivantes, ya que la motivación y la diversión en este trabajo son primordiales para crear adherencia y por consiguiente beneficios en los deportistas.

Desde Academia Deportiva recomendamos para el trabajo propioceptivo realizar 3 series donde se trabajen todos los ejercicios. Con un trabajo de estabilidad entre 15’’ y 30’’ por ejercicio y apoyo, con 20’’ de recuperación entre ejercicios y con 2’ de recuperación entre series.

Alternar los apoyos es básico e incrementar la dificultad a medida que se obtiene un mayor control es primordial para poder realizar un buen trabajo propioceptivo o somatosensorial. Una forma de incrementar la dificultad es variando la superficie de apoyo, desde una superficie uniforme a una inestable como puede ser la del bosu invertido.

La posición del cuerpo también influye en el trabajo propioceptivo y la realización de sentadillas o gestos técnicos dificulta la estabilidad del sujeto y en consecuencia de la articulación.

La utilización de móviles como pelotas aumenta la dificultad para la estabilidad del sujeto y aumentando el peso de los móviles y disminuyendo el tamaño de los mismos también aumentamos la dificultad del ejercicio y por tanto la estabilidad del sujeto.

trabajo propioceptivo

 

Tapar la visión, incrementa la dificultad y es sin duda uno de los ejercicios más avanzados que se pueden realizar para mejorar la estabilidad, más aun si se realiza mediante apoyo monopodal y superficie inestable.

Estas son algunas de las consideraciones que desde Academia Deportiva creemos que debe tener cualquier trabajo propioceptivo de calidad que repercuta positivamente en la salud del deportista y por consecuencia en la prevención de lesión.

Definición de propiocepción

7 de julio de 2016

1 respuestas en "Trabajo propioceptivo para la prevención de lesiones"

  1. Muy bueno el artículo!
    La dificultad también se puede aumentar poniéndose de pie en un balón medicinal(teniendo mucho cuidado y con gente con mucho control y equilibrio) y ya ni digo encima de un fitball. Eso es más que motivante!

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *